Aceite Reparador Oncology

38,95 

La primera línea de cosmética especialmente indicada para tratamientos oncológicos.

Aceite 100% natural de agradable sensación balsámica y en spray. Se trata de un aceite cicatrizante y reparador de heridas y úlceras.

Añadir al carrito
Compare
Share :

BENEFICIOS

  • Posee una fuerte actividad restauradora de la función barrera de la piel gracias al ácido linoleico (AL) y el ácido α-linoleico (AAL).
  • Su contenido en flavonoides le dota de una actividad antiinflamatoria.
  • Muy recomendable para tratar las pieles sensibles e irritadas.
  • Gracias al eucaliptol posee también actividad antimicrobiana y antibacteriana.
  • Con propiedades antioxidantes.
  • Protege de las agresiones ambientales y alivia el hormigueo de las piernas.

MODO DE EMPLEO

Recomendado para todo tipo de pieles, especialmente en tratamiento oncológico. Aplicar diariamente, masajeando bien por todo el cuerpo insistiendo en las plantas de los pies y palmas de las manos. Repetir aplicación tantas veces como sea necesario.

INGREDIENTES

Recomendado para todo tipo de pieles, especialmente en tratamiento oncológico. Aplicar diariamente, masajeando bien por todo el cuerpo insistiendo en las plantas de los pies y palmas de las manos. Repetir aplicación tantas veces como sea necesario.

Aceite de Pepita de Uva: Posee una fuerte actividad restauradora de la función de barrera de la piel Los ácidos grasos esenciales (AGE) están compuestos por dos ácidos grasos – el ácido linoleico (AL) y el ácido α-linoleico (AAL).
La aplicación de estos ácidos dota a la piel de flexibilidad y de un aspecto más joven.
La deficiencia de estos AGE produce alteraciones tales como pérdida de cabello, eczema y pérdida de eficacia del sistema inmunológico, entre otras. Por ello, el aceite de semilla de uva es muy recomendable por su actividad reparadora de la piel.

Aceite de Manzanilla: Los flavonoides y los aceites esenciales que contiene le proporcionan una importante actividad antiinflamatoria.
Además, la presencia de aceite de girasol incrementa sus propiedades antiinflamatorias. Diferentes ensayos clínicos han demostrado que la aplicación a nivel tópico de ácido linoleico (así como de sus derivados polinsaturados) suaviza la piel y disminuye considerablemente la pérdida transepidérmica de agua.

Aceite de Eucalipto: Comienza a utilizarse a partir del siglo XVIII, pues, al tratarse de un árbol procedente de otras latitudes, solo se conocen sus propiedades cuando se implanta su cultivo en otras zonas alejadas de su hábitat natural. A partir de ese momento hasta la actualidad se considera al eucalipto como una de las especies vegetales con mejor actividad antimicrobiana.
Las hojas de eucalipto son capaces de eliminar gran variedad de microorganismos causantes de problemas relacionados con la piel, por su capacidad bacteriostática y bactericida.
El principal componente que le otorga tales propiedades a las hojas de eucalipto es el eucaliptol, que es, al mismo tiempo, el componente más abundante del aceite esencial, y el que le proporciona sus propiedades purificantes y antisépticas.

SKU: aceite-reparador-oncology Categoría: Tag: